• Iztac, Día de los Muertos
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
Restaurante Iztac, Día de los Muertos
  • Iztac, Día de los Muertos
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image
  • Post Slideshow Image

Cuando me llegó información sobre la Cena Degustación del Día de los Muertos no tardé ni un minuto en reservar. Cuando Nacho Oropeza (chef) se pone manos a la obra con platos tradicionales yo tengo que probarlo. Aquí podéis ver una anterior visita a Iztac.

Llegamos puntuales y mientras esperamos que empiecen los pases tomamos unas Pacífico bien frías. Empiezan los pases… Lo primero en llegar es el Chileatole Verde, fondo espesado con masa de maíz, epazote, tomatito y chile, estaba buenísimo y su textura melosa sorprende.

Panucho de Cochinita, masa de maíz rellena de frijol, huevo cocido, cochinita, xnipec y cebolla encurtida. Muy buena combinación, de sabor suave.

Xec, ensalada fresca agridulce de jícama y fruta con salsa de tamarindo ligeramente picante. Quizá el plato más flojo en mi opinión.

Tamal de cazuela, horneado de masa colada relleno de rajas de pollo.

Chuletilla de cordero en Pipian rojo, horneada con salsa de pipas de calabaza y achiote. En este plato hechas de menos el pan para mojar la salsa, buenísima.

Cerdo en salsa de guayaba y chile morita, pork belly con salsa de guayaba y chile morita acompañado de pure de yuca. Mi favorito, una combinación espectacular que espero esté en carta muy pronto.

Jalapeño relleno de minilla, chile jalapeño fresco envuelto en hojaldre relleno de picadillo de gambas. Había posibilidades de que fuera muy picante, pero nacho nos explico que la elaboración cuidada del jalapeño le rebajaba mucha potencia y así fue, muy bueno.

Calabaza en tacha, dulce de calabaza en tres texturas con almíbar de pilloncillo espaciado. Lo que más me gustó fue la textura esponjosa del bizcocho, similar a los dulces japoneses tan aéreos.

Pan de muertos, representativo de esta celebración perfumado con azahar y acompañado de chocolate aguado.

Con el último pase se pone fin a una espectacular cena, plato a plato te cuenta una parte de la cultura gastronómica, una pena que tengamos que esperar un año para volver a disfrutarla.

El trabajo de Nacho lo pone a la cabeza de la cocina mexicana en la capital, nos vemos muy pronto.

DirecciónPlaza de la República del Ecuador, 4, 28016 Madrid

Ambiente: Espacio muy iluminado diseñado por Lourdes Treviño Quirós con cocina abierta y cuadros de Gabriel Moreno que narran la maravillosa leyenda del Popo y el Iztac.

Servicio: Realmente inspirador, Nacho explica cada plato y nos envuelve en historia.

GastronomíaGenuina y auténtica cocina mexicana.

Recomendación: Cerdo en salsa de guayaba y chile morita

Precio: 40€ bebidas no incluidas

You might also like
Comments are closed.